EL NONO I EL INYETO

Judeo-Espanyol
22 Haziran 2022 Çarşamba

Tradusido por: Eliz Gatenyo

Aviya de ser un mansevo ke biviya kon su nono. Un diya el mansevo resivio una letra. Kuando la meldo no supo kualo pensar. Ke se alegre o ke seya triste? Porke esta letra viniya de una Universita ke se topava leshos de ande morava i le dava haber ke fue akseptado. Lo ke se viya komo un esfuenyo, se aviya echo realidad. Ma no se estava puedyendo alegrar.

Munchos anyos aviya bivido kon su nono. Esta kazika chika i la guertizika ke aviyan pasado los diyas endjuntos, era para el un nido kayente i un abrigo. Agora kaliya ke se fuera solo, a un mundo ke no konose. Ya saviya ke no teniya otra alternativa, ma teniya un sintimyento de tristeza i anksyedad, ke no puediya eksplikarse.

Avagar avagar se fue al lado de su nono ke estava lavorando en la guerta. Kon una boz avagar le disho: Ya me vino la repuesta de la universitad, kale ke me vayga el mez ke viene i kreyo ke no va pueder vinir aki antes de un anyo.

El nono miro, miro a su inyeto, no se estava entendyendo si estava alegre o triste.

Le disho: Hayirli ke te se aga. I kontinuo a lavorar kon la tierra.

El mansevo se asento ensima del tabure de delantre la kazika i ampeso a pensar. No avlaron durante muncho tiempo.

Despues el nono salio de la guerta i kuando torno teniya en la mano dos plantas. Lo miro al inyeto i le disho: Ven ayudame a sembrar estas plantas. El mansevo se alevanto de su lugar se aserko de su nono, miro las plantas i le demando ande los kere plantar.

El nono le demando: Sigun tu idea, ande se engrandesen mas mijor? El mansevo amostro la kyoshe de la guerta. Sigun el, la pared iva protejar la planta del ayre i del sol fuerte. Peki disho el nono. Sembraron la planta endjuntos ande amostro el inyeto. Despues tomaron la sigunda planta. El nono salyo de la guerta i se fue al bodre del kamino.

 -Deke estas sembrandola aki? Aki no puede bivir la planta. Disho el inyeto.

-Kuando vas a tornar despues de un anyo vamos a mirarlas, kuala de eyas va espuleserse mas muncho, le repondyo el nono.

Paso un anyo. El mansevo vino a vijitar al nono. El nono pishin remarko el trokamiento en su inyeto. El aviya trokado enteramente, su postura su vistimyenta. El ijiko ke no avlava muncho, no estava eskapando de avlar. Estava kontando a su nono la sivdad ande biviya, los amigos, la universita. A un momento ke se kayaron le demando el nono: Te akodras ke aviyamos sembrado? Ven veremos ke paso agora. Se fueron i miraron a las dos plantas. El mansevo remarko ke la planta ke estava afuera paresiya mas fuerte.

“Las miri a las dos de la mizma manera” disho el nono, ma la planta de afuera ke aviya pasado munchas mas difikultades, rezistyo i se izo mas fuerte. Despues sonriyo el nono, i miro a su inyeto kon grande amor.

 

Siz de yorumunuzu yapın

Tüm Yorumları Görün

İLGİLİ HABERLER

İLGİNİZİ ÇEKEBİLİR