UNA ISTORYA DE PURIM

Metin DELEVİ Judeo-Espanyol
16 Mart 2022 Çarşamba

El Shabat antes de Purim, se melda la Perashat Zachor, ande se komanda de akodrarmos lo ke mos izo Amalek. I yo kije kontarvos una istorya de Purim ke afito durante la Shoah.

Era arba de Purim, no aviya remedyos para fyestar en el kampo de konsantrasyon alman de Gross-Rosen.

En supito, uno de mozotros salto de su chiko espasyo en la ranza i empeso un diskorso pasyonado ke nunka no me va olvidar:

“Mis ermanos djudios, ¡ keridos ermanos en el sufrimyento! Oy es muestro Purim, dia ke mos akodramos los milagros ke Dio izo por muestros ansestros. El ke mora en los syelos salvo muestra nasyon de una destruisyon. El enemigo kayo en el pozo ke el mizmo aviya kavakado. I oy tenemos una espada kontra muestros puerpos. Muestros enemigos keren destruirmos, ma no desharemos el espanto entrar en muestros korasones. El Aman de muestros dias, Hitler i sus mosos, no van a poder venser la nasyon elejida por Dio. La eternidad de Israel no es una mintira. Las kampanas de la libertad ya se estan sintyendo de leshos. Devemos de bivir para ver ke se aga djustisya kontra muestros enemigos, al igual de muestros ansestros en Shushan. Devemos de estar fuertes, ermanos, la nasyon djudia va bivir”.

Gotas de sudor aparesyeron en su kara.  Sus muchos tremblaron, sus ojos briyaron, ma no disho otra koza.

Entonses otro prizonyero salto de su ranza i vino al lado del primer avlador.  Kon una boz dulse, yeno de nostaljiya i esperanza, resito la bendisyon ke se melda despues de la lektura de la Megila, en la ke remersiyamos al Dio “Ke peleya muestras gerras i aze pagar lo ke meresen a muestros enemigos mortales”.

Myentres ke el resto de mozotros estavamos savorando los ultimos ekos de la melodiya, los dos ombres tornaron a sus espasyos de la ranza i de muevo la kayades reyno una vez de mas.

En los esfuenyos, fuimos todos transportados a las felisidades de Purim de los anyos pasados, ma saviyamos ke esta alegriya no iva turar muncho.

A la demanyana, el komandante del blok entro furyozamente a la baraka: "Maldichos djudios!" el grito. “Anoche ken aki arrebasho muestro Führer. Dime ken es?  Si no se ken es, todos seran kastigados antes de la fin del dia!”

Sus palavras fueron resividas kon una kayades desfiante.

Su kara se izo mas kolorada i su boz se izo mas fuerte. “Suzyos djudios!” grito. “Vos esto dando 10 puntos para identifikar a los avlantes de anoche. Vuestras vidas estan en djugo”.

Pasaron diez puntos ma no salyo una palavra de los djudios.

“Korre kulevras korre!” grito el komandante, i los djudios empesaron a korrer lo mas presto ke podyeron, myentres ke los guardias estavan abashando una luvya de puntas de tufenkes i latigos sovre las kavesas i espaldas.

“Presto, mas presto”, gritavan myentres rios de sangre estava koryendo de muestras kavesas i brasos. Muestras espaldas se torseron i los pyezes no estavan mas avansando del dolor.

Teniyamos un solo espanto: ke los korajozos amigos de la noche pasada, ke mos aviyan regalado esperanza i koraje, no se entregen para salvarmos de sufrimento. Uno aprovo salirse de la fila para identifikarse, ma los de al lado no lo desharon. “No, no”, les disheron entre los dyentes apretados, “Mantente fuerte. Todos semos responsavles unos de otros”.

No me esto akodrando kuanto turo esto, porke kada momento se sintiya komo una eternidad. Korrimos kon muestras ultimas fuersas, sin suluk para respirar, muestras aluengas enkolgadas afuera de las bokas, las lagrimas se mesklavan kon la sudor. Ma dingunos no pensimos denunsyar los eroes de la noche pasada.

I ansi, los prisyoneros de Gross-Rosen meresyeron su propyo milagro de Purim, dos milagros, en realidad: dinguno no muryo despues de esta korrida diabolika ke fuimos ovligados a soportar, i ke todos tuvimos el koraje de guadrar la identidad de estos dos ombres.

(Transladado de la entrevista kon Pinchas Menachem Feivlovitz (z”l))

Siz de yorumunuzu yapın

Tüm Yorumları Görün

İLGİLİ HABERLER

İLGİNİZİ ÇEKEBİLİR