Una memorya emosyonante de Hanuka

Una memorya emosyonante  de Hanuka

Oy, vos va azer el rezumen de una memorya emosionante de Hanuka de una eskritora, Sara Esther Crispe.

“Nunka no puedo olvidarme lo ke me afito en el segundo anyo de la universidad. Akel anyo, una semana antes de Hanuka, mi padre i mi madre me embiyaron un regalo kon una organizasyon judiya de la universidad. Fin akel diya, no saviya ke un grupo judyo egzistiya en mi eskola. Me fui a tomar el paketo kon Jen (una eleva japoneza ke partajavamos la mezma kamareta). Eramos un grupo de amigas de todas las kolores, i de todas las relijiones.  Akeyos anyos, no me plaziya kaminar kon las elevas judiyas ke eran demaziya de orgoyozas (gururlu) de ser judiyas.

Todas mis amigas kijeron vinir kon mi a tomar el regalo. Se estavan mirikiyando kualo me aviyan embiyado. Kuando avri el paketo, miri ke el regalo era una menora kon un paketo chiko de kandelas, i las shokolas ke me plaziya muncho.  Mirando a la menora, pensi ke va tener menester de ayuda para asender las kandelas.  Pensando a boz alta, dishe a mis amigas : ‘Me esto sintiendo ke no so una buena judiya. No me esto akodrando komo se empesa a asender las kandelas. Komo era no se.  De la derecha a la siendra, o de la siedra a la derecha?’.  Enduna, Jen me miro en la kara, i me disho: ‘Malo judyo…afuera de mozotros!’.

Mezmo agora, en eskriviendo este evento, kinze anyos duspues, me esto sintiendo una sudor yelada en mi espalda. Estos biervos feyos fueron un grande shok para mi.  Todas las amigas se estuvieron kayadas, no saviendo kualo dizir.  Kuando el meyoyo me empeso a lavorar, empesi a pensar.  Kualo kijo dizir Jen? No estava puediendo topar dinguna eksplikasion.

Kuando me vine en mi, la primera koza ke ize, fue de trokar la kamareta. Mas no puediya kedarme en la mezma kamareta kon Jen.  Unos kuantos diyas duspues, Jen me demando de pardonarla, i disho ke estos biervos no teniyan dinguna sinyifikasion. Puede ser ke estos biervos salieron de su boka sin pensar, ma estos eran sus sentimentos por los judyos.  

Akeya semana, no kije asender la menoara.  Kada vez ke estava mirando a la menora, me estava akodrando los biervos de Jen.

 Akeyos diyas, no saviya ke estos biervos ivan a trokar mi vida por entero. Mi reaksion fue de trokar mis planes. Un mez antes, me aviya desidado di ir a Fransia, i  azer el treser anyo de mis estudios en una universidad deParis. Keriya bivir una koza mueva. Si no se aze en la manseves, mas duspues no keda tiempo.  Ma este evento me izo trokar de desizion. Me desidi de ir a Yerushalaim, i kontinuar mis estudios aya.  Entendi ke la sola manera de gerreyar kon el antisemitizmo, es de bivir kon los judyos en el pais de los judyos.

El primer anyo en la tierra santa fue muy difisil por mi. Unas kuantas vezes me demandi de mi para mi  ‘deke vine aki’.  Akel anyo,no  teniya buenas relasiones kon mi padre i madre, por esto no keriyan embiyarme paras. Para pueder bivir i kontinuar mis estudios, kaliya topar un echo i kontinuar a estudiar en mezmo tiempo. Mis amigas se estavan gozando de la vida.  A mi, no me estava kedadando tiempo para kaminar kon eyas.

Akel anyo, en la vakansa de Hanuka, los padres i madres de mis amigas vinieron a verlas, i les trusheron regalos. No aviya ken pense por mi. Me sinti muy sola i abandonada.

El primer diya de Hanuka, kuando torni a mi kamareta, enriva de mi kama topi una karta, kon los biervos :  ‘Oguro ke pases un ermoza fiesta de Hanuka. Merkate una koza espesial. Kon amistad, Felicia.

Estavamos en la mezma klasa kon Felicia. Ya le aviya kontado mis problemes mas antes. Se desido de darme komo regalo de Hanuka, los sien dolaras ke resivio de su padre i madre.

No ay menester de dizirlo, este regalo fue el mas presiozo regalo ke aviya resivido fin akel diya. La amistad de Felicia me emosiono muncho. Tomi los sien dolares, i fui a merkarme una koza ermoza. Kaliya ke me merkara una koza ke no me İva olvidar. Me desidi de merkarme una menora. Keriya merkarme una mueva mernora ke, kada vez ke la iva ver, me iva akodrar la amastad de Felicia, i no los biervos de Jen.

Akeya semana, asendi la menora kada noche. Las flamas i las kandelas me izieron olvidar los feyos biervos de Jen. Entendi ke gerreyar el areskuro kon el areskuro, no aze ganar nada a la persona. Lo ke teniya menester era de trayer la luz en mi vida. Kon la luz, el areskuro se iva despareser.

En resitando los biervos de la orasion de Hanuka, me estuve akodrando los mirakolos ke el Dio izo por muestros antepasados. Todos gerreyamos muestras gerras, algunos kon los enemigos de afuera, otros kon los enemigos de ariento.  Keren derrokarmas, keren firrir muestros korasones. Vamos a gerreyar kon eyos, mezmo kuando parese ke todo el entorno esta areskuro.

Kada anyo, Hanuka kaye serka de las mas largas noches del anyo. Ay mas muncho areskuro en estos diyas. No kale ke deshemas ke el areskuro mos derroke. Somos ovligados de salir a la luz. Kada noche de Hanuka, asiendomos otruna kandela porke el  Dio mos ordona, kada diya,de trayer mas muncha luz a muestra vida.

Vos oguro una ermoza fiesta de Hanuka, kon klaredad en vuestra vida.

 

İLGİLİ HABERLER

Siz de yorumunuzu yapın

Tüm Yorumları Görün
Yorum Yapmak için üye girişi yapın!Yorum yapabilmek için üye girişi yapmanız gerekiyor...
Üye Girişi yapmak için Tıklayın