Batya Natan

Aleksander Magno i las Amazonas (Una Leyenda)

Aleksander Magno i las Amazonas (Una Leyenda)

Emborrachado de sus viktoryas, Aleksander Magno kijo pujar otro un poko su glorya, su fama. Kon este eskopo,  bushko muevas aventuras. I fue ansi ke dechido de azer una ekspedisyon al korason mizmo de la Afrika. Sus konsejeros reselozos de esta desizyon, perkuraron a konvenserlo sovre los perikolos de un atako semejante: “Ekselans, en el korso de este viaje vash enkontrar las Montanyas Pretas. Son tan altas ke no deshan pasar afilu los rayos del sol. No vash a pueder kontinuar vuestro kamino”. “No esto enyegando las difikultades” respondyo kon sanya Aleksander. “Ma, yo esto dechidado i no vos demandi konsejo para ke me deskorajesh. Kero ke me mostresh los kaminos de venser los obstakolos”.

Vyendo la rezolusyon ferma del sovereno, los konsejeros alora le disheron: “Devesh antes de todo prokurarvos aznos blankos de Misraim ke son kapavles de topar el kamino mizmo en la eskuridad. Tambien, tenesh menester de kuedras muy largas i muy rezyas kontra la umidita. Kuando arrivatesh al reynado de la eskuridad, devesh enklavar un pilar a la tyerra para atar la kuedra. A mezura ke vash avansar aryento el pais la kuedra va dezbolverse, i ansi vash a pueder topar fasilmente vuestro kamino al retorno”.

Aleksander izo asigun los konsejos. Traverso sin dingun mal el pais de la eskuridad. Apenas ke arrivo a la frontyera del reynado de las Amazonas, la primera koza ke izo fue deklararles gerra. Eyas le disheron: “Muestras armadas son kompuestas solo de mujeres. En kavzo ke mos venses no va ser una glorya para ti. Se va dezir ke reushites a venser una armada flaka de mujeres. I si al kontraryo, semos viktoryozas, va ser una verguensa para ti. Toda la glorya i fama del grande Aleksander se va manchar”.

Sovre estas palavras, el Rey se rezinyo a no gerrear. Se ato de amistad kon las Amazonas ke le izyeron a sus torno munchas onores. El Rey teniendo ambre, demando un kanton de pan. Fue enkantado de ver el kanton de pan en oro ke le servyeron. Demando si no aviya otro pan en el pais, a  kualo le respondyeron las Amazonas:

“No kreemos ke es para komer pan ordinaryo, ke ya tyenes en tu pais, izites este viaje tan danjerozo!”... “Alora, Aleksander admetyo la superyoridad de las Amazonas i en partyendo desho esta inskripsyon en la puerta de la sivdad: “Yo Aleksander Rey de Masedonia, fui un grande bovo. Las Amazonas me dyeron sezudeza”.

En el kamino del retorno arrivo delantre las puertas del Paradizo. Demando a entrar. Una boz le respondyo ke ayi era la purta del ETERNAL i ke solamente los djustos podiyan entrar. Aleksander insistyo para entrar i sovre el refuzo kategoriko, demando a lo menos un rekuerdo de su pasaje. Le echaron el ojo de un umano defunto.

Aleksander, en su pais tuvo la idea de pezar este ojo para topar su kontravalor en oro i plata. Ma, fue enkantado de ver ke malgrado todos sus esforsos, el ojo estava syempre mas pezgado ke las djoyas. Alora demando a los savyos la eksplikasyon de este fenomeno. Le respondyeron:

“İnche el ojo kon tyerra”. Apenas el Rey izo ansi, vido ke la tasa del ojo empeso a suvir. Los savyos le dyeron a entender ke akel ojo era de una persona ke nunka en vida se arto de kontemplar sus rikezas. I adjustaron:

“Entended la lisyon Ekselans. Toda ambisyon, toda glorya i rikeza son vanas i eskapan kuando la tyerra las kuvija. La persona deve posedar otras vertudes para pueder entrar al Paradizo...”.

P-S-Esta fue una leyenda tomada del TALMUD. La tengo meldado tambien kon un final diferente komo:  “Ojo vaziyo nunka se arta”. C.D

Manadero: “Contes et Lejendes d’Israel”

İLGİLİ HABERLER

Siz de yorumunuzu yapın

Tüm Yorumları Görün
Yorum Yapmak için üye girişi yapın!Yorum yapabilmek için üye girişi yapmanız gerekiyor...
Üye Girişi yapmak için Tıklayın
541